Aperçu des sections

  • Introducción

    El mundo de hoy es cada vez más exigente con los diversos aspectos en que interactuamos con otros participantes en nuestras actividades financieras, por ello, no podemos dejar de buscar una salud financiera, lo que nos arroja a un mar de nuevos conocimientos que nos exige una mayor preparación y desarrollo de habilidades puntuales para lograr el éxito anhelado por cada uno de nosotros. 

    Siempre he pensado que las finanzas personales solamente es una habilidad, sin embargo, en el manejo práctico hemos visto una gran división entre las finanzas empresariales y las personales. Para las primeras encontramos disciplinas que han investigado y desarrollado un sinnúmero de herramientas para administrar eficientemente y lograr objetivos corporativos claramente definidos; mientras que, a las personas, la teoría no ha desarrollado esas técnicas que bien hacen falta para un crecimiento ordenado del individuo.

    Se puede inferir que las finanzas empresariales entregan un valor agregado más tangible, como la acumulación de dinero al incrementar la rentabilidad, mientras en las finanzas personales este valor agregado tiene que ver más con el bienestar de la persona, y así lo plantea la economía.

    Es claro para la mayoría de las personas que la gestión financiera es una función crítica en las organizaciones, sin embargo, en nosotros mismos es igual o inclusive más trascendente, es por ello, por lo que el éxito de nuestras finanzas personales, al igual que el de las empresas, requiere de un liderazgo exitoso. Para muchas personas las finanzas personales continúan siendo una incógnita.

    Apuntalar los conceptos básicos de las finanzas personales, es el reto de la educación financiera, el cual consiste en concientizar a las personas la importancia de establecer metas y objetivos en la vida personal, por lo tanto lograr el propósito y beneficio de las finanzas personales proporcionando herramientas que permiten identificar los ingresos y gastos, el grado de endeudamiento, la importancia del ahorro o del consumo futuro, de instrumentos de control como el presupuesto y la planeación a la hora de tomar la decisión de invertir.