Introducción

1. Introducción

Cada día es más fácil para cualquiera, en el mundo, tomar ventaja de los nuevos mercados e invertir su patrimonio. Los mercados bursátiles son cada vez más accesibles y amigables y reciben con cada vez mayor facilidad la inversión de empresas y particulares, más que la de los gobiernos. 

Para poder determinar la inversión más adecuada a las necesidades del gran público inversionista, existen diferentes cualidades que deben determinarse. En primer lugar, se deben considerar los plazos de retorno de la inversión; y contrastarse con la seguridad o confiabilidad de esta. Es común que, a mayor riesgo, las inversiones suelen tener una rentabilidad más alta.

La estadística es una herramienta que, de manera importante, nos permite monitorear y reconocer la capacidad de retorno de nuestras inversiones. A través de la creación de líneas de activos de capital se pueden mostrar de manera gráfica las posibles combinaciones de riesgo-rendimiento, de acuerdo con los porcentajes de inversión en diferentes activos. Esto nos permite identificar el porcentaje de retorno que se incrementa cuando se asume un mayor riesgo y poner en perspectiva las necesidades del cliente.

Otro elemento importante, en el, que la estadística apoya este trabajo, es la posibilidad de identificar los cambios en los activos a lo largo del tiempo. 

Con la finalidad que los inversionistas puedan beneficiarse de las inversiones y potenciar su desarrollo, es importante que tenga claridad en la información concerniente a los rendimientos y posibilidades. Al tener datos suficientes y confiables, es posible optimizar la toma de decisiones. Este es uno de los fines que se persiguen al ofrecer un servicio personalizado de creación de portafolios.