1. Portafolios de inversión

1. Portafoios de inversión

Un portafolio de inversión es una combinación de instrumentos financieros seleccionados y administrados con la idea de generar una plusvalía que sean adecuados al perfil de riesgo y al horizonte de inversión del cliente inversionista.

Por el contrario de lo que se cree, una cartera no está compuesta únicamente de acciones que coticen en bolsa, sino de todo tipo de activos, desde fondos de inversión, índices bursátiles o divisas, materias primas, entre otros más.


¿Qué elementos debe incluir un portafolio?

El portafolio debe incluir las necesidades financieras a lo largo de la vida, la cual se puede identificar en la gráfica del ciclo de la vida que ayuda a visualizar los objetivos de una manera sencilla.


Un elemento que se tiene que considerar al construir un portafolio es tener liquidez a corto plazo para cubrir imprevistos o emergencias, para ello es recomendable mantener entre un 5 y 10% del valor del portafolio o entre 3 y 6 meses de sueldo.

La seguridad y el análisis del mercado es el método por el cual determina el riesgo y el beneficio esperado de toda inversión en la creación de un portafolio de inversión.

El rendimiento de cualquier portafolio, es considerado como una variable aleatoria, en la cual se debe estimar una probabilidad sobre los pedidos de muestra que se utiliza para medir la rentabilidad de una inversión. 

No se debe descartar el riesgo de un activo aunque existan otros en la cartera. Los expertos en finanzas tienen la finalidad de maximizar las utilidades de los inversionistas determinando el riesgo