Diversificación: una herramienta para reducir el riesgo

1. DIVERSIFICACIÓN: UNA HERRAMIENTA PARA REDUCIR EL RIESGO

De manera intuitiva sabemos que repartir el capital reduce el riesgo.

Todos somos conscientes de que concentrar todos los recursos en una única inversión “poner todos los huevos en la misma canasta” es arriesgado. Obtendremos un rendimiento alto si la inversión evoluciona a nuestro favor, pero podrá causar pérdidas considerables si las cosas no resultan como esperábamos. Por ello, solemos repartir nuestro dinero en varias inversiones. Por supuesto, esperamos que todas ellas vayan bien, pero somos conscientes de que la probabilidad de que todas vayan mal es muy reducida. Repartir es diversificar, y reduce el riesgo de manera significativa.

La volatilidad nos lo confirma.

La desviación típica, como medida de riesgo, debería reflejar este fenómeno intuitivo. Efectivamente, la volatilidad de la inversión en activos tomados individualmente es mayor que la de la inversión en todos ellos conjuntamente.

El rendimiento esperado, en cambio, no se ve reducido por la diversificación, como ocurre con el riesgo.